Prevención de violencia de género, un trabajo de todos, un trabajo JUCONI

La violencia es un problema grave al que todos, como personas, estamos expuestos diariamente. Sin embargo, datos de UNICEF México (2023) revelan que 6 de cada 10 mujeres adolescentes de entre 15 y 17 años han sufrido al menos un incidente de violencia —emocional, física, sexual o económica— a lo largo de su vida. Sabemos que la vida libre de violencia es uno de los derechos enmarcados en la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, sin embargo, todavía hay mucho que hacer para lograr garantizar el cumplimiento del mismo (UNICEF México, 2023).


La violencia de género, según ONU Mujeres 1 se define como “los actos dañinos dirigidos contra una persona o un grupo de personas en razón de su género. Tiene su origen en la desigualdad de género, el abuso de poder y la existencia de normas dañinas” (ONU Mujeres, 2023). La violencia de género es experimentada por niñas, adolescentes y mujeres en todos los espacios en los que se desarrollan: familiar, escolar y/o social.


La violencia de género pone énfasis en que las desigualdades estructurales y de poder ubican a niñas, adolescentes y mujeres en un lugar de mayor vulnerabilidad y riesgo ante situaciones de violencia. Esté tipo de violencia en sí toma distintas expresiones:

  • Violencia económica. Se refiere a que las mujeres tengan dependencia financiera de sus parejas o bien que estas controlen su acceso al trabajo o la escuela, lo que ocasiona que las mujeres tengan un control y acceso limitado sobre los recursos monetarios.
  • Violencia psicológica. Se refiere a las amenazas e intimidaciones con las que el agresor busca someter a la persona para forzarla a estar bajo su control, limitando su relación con su comunidad, amistades o familia.
  • Violencia emocional. Se refiere el abuso emocional que logra hacer que una persona se sienta disminuida en su autoestima, sometida e infravalorada.
  • Violencia física. Se refiere a golpes o cualquier acción que dañe físicamente a la persona, incluye también el daño a la propiedad de la persona.
  • Violencia sexual. Se refiere a obligar a la persona a realizar actos que atañen a su salud sexual sin su consentimiento. Este tipo de violencia, en sus expresiones más graves, hace que las niñas, adolescentes o jóvenes sean las mayores víctimas en delitos como:

    Feminicidio: forma más extrema de la violencia de género que se refiere al asesinato intencionado de una niña, adolescente o mujer solo por el hecho de su género. UNICEF (2020) señala que solo en el año 2020, 112 niñas y adolescentes, de entre 0 y 17 años, fueron víctimas de feminicidio en México

    Trata de personas: comercio de personas con fines de explotación laboral o sexual. Datos de UNICEF México (2020) señalan que las adolescentes entre 12 y 17 años representan el 80 % de las desapariciones de personas menores de 18 años en el país.

    Matrimonio infantil: matrimonio en el que cualquiera de los dos cónyuges es menor de 18 años. Este tipo de violencia ocurre en toda Latinoamérica y también en México. De acuerdo a los datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (INEGI, 2018), en México el matrimonio infantil afecta a 4.5 % de las adolescentes entre los 12 y los 17 años.

    Violencia digital: actos de violencia que ocurren a través del uso de la tecnología de información, redes sociales, internet y medios electrónicos contra una niña, adolescente o mujer por el hecho de su género. Según datos de UNICEF México (2023) el 25 % de las y los adolescentes de entre 12 y 17 años ha vivido alguna forma de ciberacoso en México.

Prevenir y erradicar la violencia de la vida de niñas, adolescentes y mujeres

La prevención de la violencia de género se puede realizar desde las organizaciones de la sociedad civil, tomando en cuenta el enfoque de salud pública siguiendo los pasos enunciados por la Organización Panamericana de la Salud (2023):

  1. Definir el problema.
  2. Identificar causas y factores de riesgo.
  3. Diseñar y evaluar las intervenciones.
  4. Incrementar en escala las intervenciones que resultan efectivas.

El poder comprender el problema de la violencia de género y sus efectos ayudará a revisar causas y
factores de riesgo para poder diseñar las intervenciones más adecuadas, evaluarlas y compartirlas
con otras organizaciones como buenas prácticas, y en JUCONI nos sumamos a esta tarea.
Desde nuestra organización hemos identificado cómo la violencia de género se encuentra presente
en las poblaciones que atendemos, y hemos reconocido como la pobreza y la marginación social son
variables relevantes de dicho fenómeno. En este sentido, hemos diseñado un programa denominado
Ambientes JUCONI orientado a brindar espacios de desarrollo positivo para niñas, niños y
adolescentes en comunidades vulnerables. Una particularidad de estos ambientes es que cada uno de
ellos están dirigidos por mujeres de la comunidad, las cuales, con acompañamiento JUCONI, viven un
proceso de formación para convertirse en educadoras JUCONI. Dicho proceso contempla un
componente de prevención de la violencia de género durante el cual se trabaja el empoderamiento
de las mujeres, esto nos ha permitido ser testigos de lo mucho que se puede lograr cuando
combatimos la violencia de género y fortalecemos la autoestima e imagen de las mujeres al
reconocer sus logros y apoyarlas en su desarrollo.
Este mismo programa nos ha permitido desarrollar una intervención que nace de la necesidad de
fortalecer los vínculos entre padres (en su mayoría varones) de la comunidad que han tenido que
migrar a los Estados Unidos y sus hijos e hijas que se quedaron. La intervención, que en su fase
piloto es conocida como “Papá, quiero contarte que hoy aprendí…”, permite fortalecer la
participación de los hombres en las tareas de cuidado y así disminuir la carga tradicionalmente
puesta en las mujeres, prevenimos situaciones de violencia de género desde el ámbito familiar.
Las características de Ambientes JUCONI nos ha permitido seguir avanzando en el tema de
prevención de la violencia género, ya que entre las acciones e intervenciones que se realizan desde
ellos JUCONI ha logrado:

  • Involucra a las mujeres de la comunidad que participan en los procesos y objetivos del
    programa.
  • Visibilizar y dar valor a los conocimientos locales que tienen las mujeres de las
    comunidades.
  • Favorecer procesos de participación comunitaria de las mujeres.
  • Apoyar a las mujeres a través de la reconstrucción social y el acercamiento de las familias
    entre sí.
  • Involucrar a los hombres en los procesos de crianza, rompiendo con los estereotipos de
    género.
    En JUCONI seguimos trabajando para prevenir y eliminar la violencia.
    *Si quieres conocer más acerca de Ambientes JUCONI ingresa a
    https://juconi.org.mx/es/2021/07/26/ambientes-juconi/
    Rommy Acosta- Directora Instituto JUCONI.

Tabla de contenidos

Compartir Artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

NUESTRO ÚLTIMO PODCAST 👇

Te puede interesar...

“Calendarios cíclicos”

“Solamente aquel que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado.” Friedrich Nietzche En ciernes de los finales, comienzos y recomienzos… Pensando en la

Leer más »
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
Si tienes alguna duda o requieres información, te puedes poner en contacto con nosotros. 🤓