Intervenciones

La psicoterapia y su potencial para transformar el cerebro

El cerebro es un órgano fascinante, con múltiples funciones y misterios aún por descubrir. Las investigaciones en neurociencia y las diversas técnicas que investigan sus funciones nos han permitido estudiar los procesos mentales y descubrir capacidades maravillosas que hacen a los seres humanos sobrevivir y prosperar.

Durante años de estudiar el cerebro, los científicos han llegado a la conclusión de que se construye durante el desarrollo, teniendo especial importancia la etapa de la primera infancia. Esto nos pone en una situación compleja cuando en la juventud o adultez encontramos que los patrones de pensamientos y conductas que hemos ido fortaleciendo con los años, pueden ser dañinos para sí o para quienes nos rodean.  Sin embargo, los últimos estudios han descubierto cómo el cerebro tiene la capacidad de transformarse a partir de procesos psicoterapéuticos.

Integración neuronal

En la actualidad, sabemos que el funcionamiento saludable de un ser humano requiere de balance; buscar el funcionamiento adecuado de todas las redes neuronales que organizan la conciencia, el comportamiento, las emociones y las sensaciones. Cuando existe un evento traumático que sobrepasa nuestros recursos para enfrentarlo, es posible que se genere una disociación capaz de desconectar dicha organización debido a los altos niveles de químicos que el estrés provoca en nuestros cuerpos. Nuestra memoria, cognición e incluso lenguaje, se pueden ver inhibidos bajo estrés, causando comportamientos erráticos y emociones que parecen indescifrables. Los procesos terapéuticos tienen como objetivo la integración psicológica; encontrar el balance entre las redes neuronales de afecto y cognición que permita a nuestras funciones cognitivas acceder a información a través de comportamientos, emociones y sensaciones.

Cambios en el cerebro

A simple vista, la psicoterapia podría parecer solo desahogarnos y externar nuestras preocupaciones; pero en realidad el proceso y su efecto son mucho más profundos, siendo capaces de transformar la actividad cerebral y los desequilibrios que provocan trastornos emocionales.

Análisis recientes revelan cómo la psicoterapia es capaz de lograr cambios visibles en el córtex frontal y temporal – partes del cerebro que controlan nuestros pensamientos y memorias. Otros estudios han demostrado cómo los procesos terapéuticos pueden conducir a mayor conectividad cerebral, por ejemplo: que las regiones claves del cerebro intensifiquen las conexiones entre el miedo y el pensamiento lógico. En teoría, esto podría ayudar a evaluar la realidad con mayor precisión, evitando así la ansiedad o las reacciones negativas innecesarias y reemplazándolas por patrones más adecuados y saludables.

Terapias del tipo cognitivo-conductual han demostrado que es posible cambiar los patrones neurológicos del cerebro, lo que resulta en cambios positivos en conductas y respuestas emocionales, así como el fortalecimiento de conexiones y aumento de la actividad cerebral.

Descubrimientos como este confirman que la labor psicológica es fundamental para la sociedad y tiene un valor clave en la construcción de sociedades sanas y prósperas.

Este 20 de Mayo, queremos honrar el trabajo de todas y todos los comprometidos con la salud mental. ¡Feliz día del psicólogo y la psicóloga!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *