Fortalecimiento familiar, inversión a largo plazo

Muchas veces hemos escuchado que “el mejor lugar para una niña, niño o adolescente es con su familia”. Lo anterior, no puede ponerse en duda, si es una familia que atiende sus necesidades físicas y emocionales.

Desafortunadamente, no todas las familias cuentan con esos elementos para brindar seguridad. Las madres y padres toman como referencia la forma en que fueron criados y repiten esto con sus hijas e hijos.

Con frecuencia, la forma de hacerlo es ocupar la violencia como una forma de disciplina. Esta parece ser una manera verdaderamente efectiva, ya que fue la que vivieron y piensan los hicieron “personas de bien”.

Sabemos que erradicar la violencia en las familias es una inversión a largo plazo, ya que esta se transmite de generación tras generación. Se aprende como una forma de crianza y cuando se está en un ambiente así, parece que no hay otra forma de relación. La violencia permea tan profundo en las familias que se llega a normalizar, las personas no se dan cuenta que sus conductas son violentas y el daño que estas provocan. Pero lo más grave de todo, es que al normalizarse se tiene que intensificar la violencia para que cumpla el objetivo.

Relaciones armoniosas

Debido a lo anterior, es importante que las y los profesionales que trabajan para garantizar el optimo desarrollo de niñas, niños y adolescentes, trabajen con todos los miembros de la familia. Las madres y los padres pueden aprender formas diferentes de criar a sus hijas y sus hijos, y al final nuevas formas de relacionarse.

El fortalecimiento familiar es realmente una inversión a largo plazo y esto es algo que debe quedarnos claro si queremos realizar este tipo de trabajo. Es necesario invertir tiempo, recursos económicos, materiales, pero sobre todo constancias y consistencia. Las personas van a repetir las conductas que han aprendido durante toda su vida y las irán cambiando gradualmente, cuando vayan aprendiendo otras formas de relacionarse.

Una de las formas más eficiente de obtener este aprendizaje es a través de la relación con la o el profesional, aprovechando la los “errores” para reflexionar y encontrar nuevas formas de enfrentar los conflictos. Finalmente, como cualquier inversión a largo plazo, el beneficio es alto.

Con este tipo de trabajo estaremos rompiendo la violencia transgeneracional pues esto tendrá impacto en las personas adultas como en las niñas, niños y adolescentes.

Tabla de contenidos

Compartir Artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

NUESTRO ÚLTIMO PODCAST 👇

Te puede interesar...

Por un ambiente seguro.

Como asesores del Instituto JUCONI parte de nuestro día a día, ya sea en capacitación o nuestra intervención directa, es promover ambientes seguros. La finalidad

Leer más »
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
Si tienes alguna duda o requieres información, te puedes poner en contacto con nosotros. 🤓