Infancia y adolescencia

¿Recuerdas el experimento del frijol?

¿Te es familiar este experimento de la primaria? Ya sea porque lo hiciste o porque has apoyado a tu hija o hijo cuando se lo pidieron en la escuela. Ese ejercicio tenía como objetivo conocer el crecimiento de una planta y sus partes. Y quizá lo mas importante: nos reconecta con la naturaleza.

Estar en sintonía con lo natural es positivo. En la actualidad donde paulatinamente todo está más industrializado, más artificial, vivimos encerrados entre cuatro paredes, o entre una pantalla del móvil o la tablet, necesitamos salir. Necesitamos reconectarnos con la naturaleza y todas las bondades que esta encierra.

Cuando mantenemos alejados a nuestros hijos o hijas de la naturaleza, estamos fomentando el sedentarismo. Es necesario que salgamos, respiremos aire limpio, fresco del exterior.

Por favor, salgamos a la naturaleza.

Ya sé, probablemente dirás que “cerca de tu casa no hay parques”, “que no tienes manera de salir a algún lugar”, “qué tienen alergias”, “qué el tema de la inseguridad”. Sin embargo, tenemos algunas alternativas para no dejar esto de lado.

¿Qué tal si en algún momento del día salen a tomar el sol por 5 minutos? ¿Y si hicieran algún ejercicio de respiración profunda afuera o cerca de una ventana abierta? ¿Qué tal si, como el experimento del frijol, compras algunas plantas para que las cuiden?

Te invito a que pienses maneras de hacer algo divertido. Por ejemplo, puedes buscar un video donde se enseñe a hacer las «cabezas de césped». Si, esas que son una media llena de aserrín, un poco de alpiste o semillas de césped, decoradas con caritas. Con algo tan sencillo, podemos desarrollar otras actividades, hábitos y responsabilidades.

A la hora de dormir o tomar una siesta, puedes optar por poner música de naturaleza, te aseguro que hay miles de canciones de este tipo.

No puedo más que decir que eches a volar la imaginación. Regálense en familia momentos de este tipo, verás que será gratificante. Así que por favor, regresemos a la naturaleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *