Intervenciones

La importancia de la SEGURIDAD PSICOLÓGICA en población afectada por violencia familiar

La seguridad psicológica es conocerse a uno y valorarse bajo un sentido de justicia. 

Sandra Bloom.

Las personas que han vivido violencia o trauma ven afectado el sano desarrollo del autoconcepto. Pueden ser negligentes con su persona, tener una autoimagen distorsionada, sentirse culpables, avergonzadas, etc. Por lo que es necesario ayudarles a procesar estas experiencias dolorosas para cambiar su  forma de pensar y estar en la vida.

Seguridad psicológica

En un albergue para niños vi a uno patear fuertemente la barda que rodeaba un árbol. Lo hacía de tal manera que parecía que quería romperse el pie o al menos el zapato (evento suscitado porque le prohibieron cuidar de las mascotas por incumplir una regla del albergue).

Este tipo de comportamientos son recurrentes en las personas con trauma, pues pierden la capacidad de autoprotección. No pueden protegerse de lo que sienten o de posibles peligros que vengan del exterior. Estar psicológicamente seguros es estar a salvo de sí. Recordemos que personas con trauma lidian con lo que sienten de formas destructivas hacia su persona y hacia otros.

Hablar de seguridad psicológica  no solo es procesar experiencias dolorosas  y sanarlas. También, se refiere a dar un servicio que esté  libre de sarcasmo, humillación, desaprobación, imposición, de culpar o avergonzar, de favoritismos, imposición del poder, etc. Básicamente se debe modelar el tipo de comportamiento y trato que estas personas requieren para sanar ya que, al vivir violencia en el pasado, tienden a repetirlo en el presente.

La seguridad psicológica inicia con el reconocimiento de que estas personas, a su manera, han podido manejar situaciones difíciles y han hecho lo mejor que pueden con lo que tienen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *