Infancia y adolescencia

La solidaridad de los voluntarios

Hace poco más de dos años nuestro país se vio afectado por un desastre natural; un terremoto que acabaría con la tranquilidad de miles de familias mexicanas. El panorama era difícil, las pérdidas humanas se sumaban con los días y los escombros parecían sofocar la esperanza de dormir bajo un techo firme. Los restos de las paredes pasaban de mano en mano, los vendedores regalaban sus productos mientras el acopio de víveres se llenaba de frases como “Fuerza México” y “No estás solo», miles de mexicanos se solidarizaron con la causa, más allá de sus creencias e ideales.

Ese día nuestro país unió fuerzas y levantó la mirada. Para algunos ver el dolor de otras y otros fue el comienzo de un nuevo compromiso, convertirse en voluntarios.

Lograr que los niños sean niños

Con los días fuimos conociendo las condiciones de las comunidades aledañas al Estado de Puebla, donde cerca del 80% de las estructuras eran inhabitables, cientos de niñas y niños se encontraban sin escuela y algunos otros sin hogar. Las circunstancias nos llevaron hasta ellos, esperando contar la fuerza y coraje de la gente.

Con la coordinación de educadores JUCONI y el apoyo de UNICEF creamos ambientes de juego donde los voluntarios no tardaron en unirse, sin importar que esto implicara viajar hasta seis horas diarias. Los niños y niñas se acercaron y el encuentro fue fruto de múltiples sonrisas, corretizas, cantos, bailes y sobre todo, mucha recuperación. Los seres humanos sanamos en conexión con otros y es así como han florecido las más virtuosas de nuestras habilidades. Desde los más pequeños hasta los padres de familia, todos han formado parte importante de este ambiente de seguridad, logrando lo que somos hoy.

Ambientes JUCONI en la comunidad

Actualmente, Fundación JUCONI continúa en las comunidades, representada por 16 mujeres con la fortaleza y vocación necesarias para lograr que las niñas y niños puedan vivir su infancia, sin preocuparse por lo que a las personas adultas nos corresponde.

Las voluntarias y voluntarios aportan un valor irreemplazable a su labor por el compromiso y dedicación que les caracteriza, siendo líderes, creando iniciativas y moviendo con su energía la vida de muchos. Este 5 de Diciembre, celebramos el Día Internacional de los Voluntarios agradeciendo la labor de todos aquellos que han logrado devolverle la sonrisa a las niñas y niños del mundo con su valor para estar ahí. ¡Muchas gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *