Enfoque de derechos

Una visión más amplia

En las últimas tres décadas la mayoría de los países han realizado cambios significativos para garantizar los derechos de niñas, niños y adolescentes. Organizaciones civiles a nivel internacional no se han quedado atrás y han creado programas que favorecen el desarrollo óptimo de este sector de la población.

Un término que se ha consensuado para garantizar los derechos de niñas, niños y adolescentes es el “interés superior”. Este término se ha vuelto el estandarte en todas las acciones que se realizan en favor de la niñez. Cuando se presenta un debate sobre el tipo de intervención a realizar la frase que destraba la discusión es “pensemos en el interés superior”. Entonces la estrategia se enfoca directamente en la niña o niño pensando que cualquier otra acción es un desperdicio.

Sin embargo, hay múltiples causas que garantizan el “interés superior” que van más allá de la niña, niño o adolescente individualmente. Estas tienen que ver con su entorno familiar o comunitario.

Un enfoque ecológico.

Ante nosotros tenemos un reto complejo. Los mecanismos creados para atender a la niñez no son suficientes, es necesario crear soluciones integrales que vayan a las causas del problema. Un ejemplo concreto es la condición laboral de las madres y padres, quienes trabajan jornadas largas para satisfacer las necesidades materiales. Esto tiene un impacto directo en el tiempo que las figuras de cuidado dedican a dar seguimiento a las actividades académicas, atender necesidades de salud, cuidar la calidad de la alimentación  y, sobre todo, atender las necesidades afectivas.

La insuficiencia de las figuras de cuidado para realizar los derechos de sus hijas e hijos es consecuencia de la ausencia de competencias parentales. Estas, a su vez, se ven minadas por el desgate que tienen al tratar de atender las necesidades materiales.

A partir de este ejemplo, constatamos que una visión ecológica permite tener un panorama de las causas que originan y alimentan una situación problemática. Lo que a su vez, ayuda a generar estrategias que van a la raíz y que logren cambios sostenibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *