Enfoque de derechos

Eliminación de la violencia contra la mujer y COVID

Este 25 de noviembre se conmemora el Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer. Es una fecha que Naciones Unidas decretó para invitar a los gobiernos, las organizaciones internacionales y las organizaciones no gubernamentales a realizar actividades para sensibilizar a la opinión pública respecto al problema de la violencia contra la mujer.

La violencia contra las mujeres y las niñas es una de las violaciones a los derechos humanos más extendidas. ¿Cómo lograr sociedades inclusivas y sostenibles si la mitad de la población del mundo vive en el temor de ser violentada?

Este año es particularmente importante visibilizar esta problemática cuando los datos estadísticos reportaron un incremento del 120 % en la violencia dentro de los hogares durante el periodo de distanciamiento social ante la emergencia del COVID. Del cual el 62% fue física y el 22% psicoemocional de acuerdo con los datos de la Secretaria de Gobernación.

Aumento del control

Ante los escenarios de restricciones financieras, de movilidad y la incertidumbre generalizada, los perpetradores de violencia han incrementado el control. Impidiendo que muchas mujeres puedan a acudir a realizar denuncias o solicitar apoyo en los servicios especializados en violencia familiar, continuar con los procesos psicológicos o legales ya iniciados o restringiendo el acceso a los servicios de salud reproductiva. Asimismo, estas medidas sanitarias han representado un aumento en cargas de trabajo en el hogar, el cuidado de los niños, y en los casos graves de familiares enfermos. Todo lo anterior pasa factura a su salud física y psicoemocional.

Reducir y prevenir la violencia contra las mujeres es transformador: mejora la salud de las mujeres y los niños, reduce los riesgos de contraer el VIH y las infecciones de transmisión sexual, mejora la productividad económica y el logro educativo, y reduce los riesgos de enfermedades mentales y el abuso de sustancias, entre otros beneficios.

Este día reflexionemos acerca del papel de la mujer y sobre desarrollar acciones que contribuyan al trato igualitario. Poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas no es un esfuerzo de corto plazo. Requiere esfuerzos coordinados y sostenidos de la sociedad en conjunto.

Foto: Esparta Palma ©

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *