Enfoque de derechos

Día Internacional de la alfabetización

El 8 de septiembre celebramos el Día Internacional de la Alfabetización. Esta fecha representa la oportunidad para destacar los avances logrados y hacer consciencia sobre las dificultades a afrontar en el camino a que, cada vez más, jóvenes y adultos sean capaces de leer y escribir.

Los avances en la última década han sido significativos, sin embargo, el analfabetismo persiste en múltiples grupos marginados. En México, un aproximado de 5.4 millones de personas viven en condición de analfabetismo, más de la mitad de ellas son mujeres e indígenas. Este es un problema profundo que ha sido invisibilizado, a pesar de tener un impacto negativo en múltiples aspectos relevantes para la sociedad, como es la economía, la seguridad pública e incluso la salud.

La palabra escrita como forma de poder

La comunicación escrita no siempre ha sido parte de la interacción humana. Este maravilloso invento del ser humano viene de miles de años atrás, cuando civilizaciones antiguas codificaron a través de símbolos su lenguaje, construyendo el primer alfabeto. Este parteaguas para la humanidad también tuvo consecuencias negativas, al propiciar un estado de desigualdad importante. En esa época, solo algunas personas eran capaces de descifrar el significado de los símbolos y eso les otorgaba mayor poder de conocimiento. Desde entonces, el analfabetismo ha sido utilizado como una herramienta de opresión que afecta a millones de personas. Aún existen culturas donde a niñas y mujeres se les prohíbe aprender a leer y escribir como una forma de mantener dominación sobre ellas.

Desafortunadamente, las hijas e hijos de cuidadores con poco nivel de alfabetización tienen una alta probabilidad de estar en los niveles más bajos también. Esto repite el ciclo e impide que los grupos marginados superen sus condiciones. La desigualdad es más profunda de lo aparente, ya que la capacidad para leer y escribir está íntimamente relacionada con la forma en la que organizamos nuestra mente. Dos capacidades cognitivas fundamentales para leer son la comprensión y la decodificación. La comprensión implica entender el significado de las palabras y la decodificación es la capacidad de procesar el lenguaje y reconocer sus componentes. Las personas que no adquieren estas capacidades a una edad temprana, tendrán dificultades para lograr transferir cualquier tipo de conocimiento de un contexto a otro. Esto complejiza el dar significado a eventos o comportamientos, haciendo más difícil el procesamiento de información. Romper este ciclo es esencial para el desarrollo de comunidades más justas y seguras.

Palabras que sanan

Aprender a leer y escribir es tan poderoso que cambia la forma en la que pensamos. Nos permite expresarnos mejor, comprender nuestras propias experiencias y las de otros. Múltiples estudios han demostrado que la capacidad de escribir de forma guiada y como una herramienta de reflexión. También, puede ayudar a sanar y manejar experiencias adversas. Sin duda, la alfabetización es una transformación mucho más profunda que la competencia elemental de saber leer y escribir. Es una herramienta para construir igualdad y propiciar la capacidad de todos para explorar información y significados enriquecedores para su vida.

En este día, queremos agradecer a todos los educadores, profesionales y estudiantes que con su esfuerzo fortalecen nuestra sociedad, abriendo caminos para que todas y todos puedan conectar y participar en la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *