ApegoGénero

Haciendo más padre el día del padre

Como cada año, el tercer domingo de junio, celebramos el día del padre en México. Aprovechamos la fecha para reunirnos en familia y hacer algún regalo para los papás creando recuerdos memorables. Como el resto de las fechas que festejamos, se queda en un día y el resto siguen pasando de largo.

La paternidad en tiempos de contingencia

Algo excepcional este año, ha sido la contingencia sanitaria que se extendió de manera global. Para muchos, la vida ha cambiado significativamente, en su mayoría para mal, dadas las condiciones económicas derivadas de la contingencia. Sin embargo, es importante producir aprendizajes en torno a estos fenómenos que impactan con tal fuerza nuestra vida cotidiana.

Pensando en las medidas y recomendaciones que el Estado ha implementando, el quedarse en casa durante este periodo nos ha traído la oportunidad de experimentar de forma diferente los roles que tenemos en nuestra familia. En el caso particular de los padres, seguramente muchas cosas cambiaron.

Debido a la dinámica socieconómica, una gran parte de padres pasaban más de una tercera parte del día fuera de casa, desempeñando periféricamente el rol paternal con sus hijas e hijos. En estos meses de contingencia muchos papás han permanecido en casa la mayor parte del día o todo el día.

Lo que puede contar mucho

Seguramente como papá, has tenido oportunidad de hacer muchas actividades, incluyendo una convivencia más cercana con tus hijas o hijos. Y aunque sean actividades o momentos que pueden parecer pasajeros, realmente tienen un gran impacto.

Existen pocos estudios sobre los procesos bioquímicos de la paternidad, debido al poco interés en el tema. Sin embargo, dentro de estos, podemos encontrar que las hormonas masculinas relacionadas a la agresión disminuyen cuando los hombres se ocupan de niñas y niños.

¿Qué aspectos de la vida de un padre se verían beneficiados con una disminución de la agresividad?

Otro punto relevante es el modelaje que se logra para con niñas y niños. Durante generaciones hemos visto en el rol del papá a un proveedor periférico y eso ha provocado que se sostenga así en muchas familias. Afortunadamente, estos meses de quedarnos en casa fueron excelentes oportunidades para modelar que una paternidad involucrada en los cuidados diarios es posible.

Además, el involucramiento masculino en la crianza ayuda a que niñas y niños desarrollen un mayor sentido de seguridad. Contar con dos cuidadores, dota de seguridad la base desde la cual niñas y niños se involucran con el mundo.

¿Tú haz identificado otras ventajas o respuestas favorables en tus hijas o hijos con tu involucramiento activo en la crianza?

Cuéntanos tus experiencias como papá durante esta época de contingencia y sobre todo cuéntanos por qué estas experiencias van a volver el día del padre algo más padre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *