Intervenciones

Una misma realidad, una mirada diferente

Uno de los retos más importantes al trabajar con personas que han enfrentado situaciones adversas es la escasa confianza en sí mismos. Esto no es algo casual, si no el resultado de la forma en que se ha intentado acompañar a esta población para afrontar sus retos, que con frecuencia ha sido desde un enfoque en el déficit. Este enfoque nos lleva a poner la mirada en lo que se necesita reparar, seguido de una dependencia sobre recursos institucionales. En los casos más extremos este enfoque hace pensar que el problema es inherente a la persona, por lo que es sumamente complicado cambiar la realidad en la que actualmente se encuentra.

También, coloca a las y los profesionales como expertos en la resolución de problemas, lo que disminuye la capacidad de las personas para tomar el control de su situación. Cuándo profesionales u organizaciones se colocan como los únicos expertos, limitan a las personas a explorar sus propias fortalezas y recursos.

Una relación más respetuosa

El enfoque basado en fortalezas es una herramienta sumamente útil para poder superar este reto. Esta visión evita el etiquetar a las personas, en su lugar utiliza el poder que tienen para ayudarse a sí mismas. Y, en lugar colacarse como expertos, las y los profesionales actuan como socios o aliados en los procesos de cambio.

Se trata de una postura diferente de trabajo. Uno de los principios más importantes es facilitar el cambio desde la identificación de las habilidades y recursos de las personas. Nos invita a hacer preguntas desde la curiosidad genuina, a explorar y generar una visión más esperanzadora. Evita que generemos etiquetas y diagnóstico limitantes.

En el enfoque basado en fortalezas, las personas atendidas también son agentes de cambio. El trabajo se realiza de manera colaborativa, en el qué, el intercambio de conocimientos e ideas es la base de la relación. El resultado de esta forma de vinculo, son estrategias y acciones que permiten un cambio más sostenible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *