Enfoque de derechosInfancia y adolescencia

¡Un día por la Población!

¿Sabes en cuanto se calcula la población del mundo en este momento?, la división de población de la ONU, estima que somos 7700 millones de personas (2019); según el Banco Mundial en México somos un poco más de 129 millones de personas (2017).

La intención de la ONU de mantener el 11 de julio como el Día Mundial de la Población es para aumentar la conciencia sobre las cuestiones de población, incluidas sus relaciones con el medio ambiente y el desarrollo.

Son muchos los temas relacionados a la población mundial y su crecimiento que deben tomar en consideración los gobiernos, líderes mundiales, organizaciones de la sociedad civil y dirigentes religiosos; destacan el envejecimiento de la población, los fenómenos migratorios y la urbanización.

Hoy el tema que toma la mayor prioridad para el mundo es la pandemia por el COVID-19 y sus efectos.

Y me parece que no solamente se trata de un tema de salud en el sentido de buscar una vacuna para protegernos o la cura para aquellas personas que se ven contagiadas con el virus.

Los efectos que ha provocado en la población van más allá. Van desde las afectaciones económicas en cada uno de los países, que se traduce en más familias con menos recursos, con niveles de pobreza más agudos; hasta las afectaciones emocionales, los índices de violencia en las familias, el maltrato a niñas y niños junto con la vulneración de sus derechos.

La Nueva Normalidad

También escuchamos sobre llamada “nueva normalidad”, y me pregunto: ¿realmente queremos regresar a lo que era “normal”?, me parece fundamental adoptar las medidas de salud que se están recomendando para este regresar a la “normalidad”.

Sin embargo me parece que los gobiernos, las políticas públicas, los sistemas encargados del cuidado de la población, junto con los organismos privados y la sociedad civil organizada están olvidando que se deben implementar medidas que ayuden a contrarrestar los efectos emocionales y de violencia que muchas familias están viviendo.

Poco se escucha al respecto.

Considerando que ante las crisis, el estrés, los conflictos, las amenazas, o como queramos llamarles, el ser humando responde peleando, congelándose o huyendo y que recuperarse requiere que la amenaza no exista, ¿tiene la población los recursos para salir del estado de crisis por sí sola?

Urge que los líderes mundiales volteen a ver los efectos más profundos que la población ha tenido y creen los mecanismos para ayudar a recuperarnos, no se trata sólo de recuperar la economía; se trata de recuperar urgentemente nuestra humanidad, el sentido de comunidad de este maravilloso lugar llamado Tierra.

Foto: Jacinta lluch Valero, 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *