Diferentes emociones en un mismo evento

Como es bien sabido, en México realizamos un ejercicio para estar preparados para reaccionar de manera adecuada ante un sismo. Las emociones que genera un simulacro san tan diversas como el número de personas que participan en este.

Podemos observar a personas que se encuentran totalmente tranquilas, conversando y sonriendo mientras se evacuan los espacios de riesgos, así también se puede observar a personas que caminan con cierta angustia en su rostro y otras que se paralizan, corren o se desbordan emocionalmente. Es curioso que un ejercicio que nos prepara para evento natural pueda generar emociones difíciles de manejar para algunas personas.

De todo lo anterior podemos responsabilizar al hipocampo y a la amígdala. El hipocampo entre otras funciones está asociado a la memoria, mientras que la amígdala se encarga de la gestión emocional. Entonces, la interacción entre estás da como resultado las conductas antes descritas.

Los simulacros y la alerta sísmica activan los recuerdos que inmediatamente se conectan con la parte emocional. Si las experiencias en eventos anteriores han sido sin repercusiones graves para las personas, es más probable que se presenten emociones controladas. Mientras que si las experiencias han sido adversas, es probable que se presente un desborde emocional.

Recuerdos emocionales

Este es un buen ejemplo para explicar lo que sucede con las emociones en las personas que han experimentado experiencias adversas, como la violencia familiar.  Con frecuencia podemos observar desbordes o falta de habilidad para gestionar las emociones.

En ocasiones nos es difícil entender las conductas de las personas con las que trabajamos, porque reaccionan de manera drástica sin un motivo aparente. Lo anterior se debe, a que algunos estimulo externo pueden detonar los recuerdos (que, con frecuencia no son agradables) y esto se vincula con alguna emoción incomoda y aguda, lo cual derivar en conductas agresivas o violentas.

Por esta razón es importante ejercitar la gestión emocional, para evitar este tipo de conductas y que las emociones cumplan su función y no sean un obstáculo para las personas se adapten a su entorno. No es trabajo fácil, pero con constancia y consistencia en la validación de sus emociones y acompañamiento de la comprensión de sus experiencias, se reestablecerá la habilidad del manejo emocional.

Tabla de contenidos

Compartir Artículo
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

NUESTRO ÚLTIMO PODCAST 👇

Te puede interesar...

Acompañamiento a familias

Al acompañar un programa de atención familiar en Guatemala, vistamos una familia Maya compuesta por el papá y cuatro hijos, sus edades oscilaban entre los

Leer más »
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
Si tienes alguna duda o requieres información, te puedes poner en contacto con nosotros. 🤓