IntervencionesPrimera infanciaTrabajo con familias

¡Mi papá me hizo una trenza!

Con una sonrisa en el rostro, una pequeñita presumía que su papá le tejió una trenza.

En algunas comunidades del Estado de Puebla, Fundación JUCONI tiene un programa llamado “Ambientes JUCONI”. Allí, educadoras de la región, atienden y acompañan a niñas, niños, adolescentes y sus familias. Todo esto, buscando fortalecer a las familias.

Cómo parte de las intervenciones que se hacen, se ha estado trabajando en el vincular a los padres en actividades que culturalmente se han asociado solo a las mamás o cuidadoras.

Entre algunas de las actividades más recientes en dichos ambientes, fue esta, el enseñar a papás a peinar a sus hijas. Con un inicio temeroso, dudoso, los padres comenzaron a cepillar con cautela a sus hijas. Poco a poco, se observaba como la seguridad se iba apoderando de ellos. Las pláticas, sonrisas y muestras de afecto, no se hicieron esperar.

A papá, generalmente se le ha considerado proveedor.

No se tiene intención de entrar en un debate sobre los roles de género. En un encuadre social, donde el rol a la figura paterna, en general se le ha designado como proveedor, se ha mantenido al margen de otras actividades. Prácticas como la que se describe, busca poder vincular a los padres en otras actividades dentro del hogar. En este ejemplo particular, fue a aprender a peinar a sus hijas.

En actividades diarias, se fortalece el vínculo.

Algo que podría pasar por desapercibido, como el peinado, puede fortalecer el vínculo. Es importante resaltar, que no solo es la actividad, es la intención. Para esta actividad se intencionó el acercamiento de los papás con sus hijas. La comunicación entre ellas y ellos fue imprescindible. Se modeló e hicieron sugerencias para fortalecer la comunicación.

Es importante que, al trabajar con la población, intencionemos acciones. Se dice en el vox populi, nadie nace sabiendo ser madre o padre. Hay que ayudar a las madres y los padres en las arduas tareas del cuidado de sus hijas e hijos. 

Peinar a sus hijas fue el pretexto.

Como se menciona, lo importante es intencionar y modelar con las y los cuidadores primarios. Ya sea peinando, jugando, apoyando con la tarea, enseñando alguna actividad, preparando la comida.

Celebremos este 17 de junio el día del Padre, y sigamos promoviendo los cuidados parentales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *