Alternativas de cuidadoApegoInfancia y adolescenciaTrabajo con familias

1 de junio, día mundial de las madres y los padres

Desde el año 2012 se conmemora el día mundial de madres y padres el 1 de junio.  Esta conmemoración fue instituida por La Asamblea General de la ONU, en su resolución A/RES/66/292 para reconocer  y honrar su labor e importancia en el desarrollo social  y comunitario.

Madres y padres no siempre tienen una igual carga en la crianza de niñas y niños. En general las labores de cuidado y crianza se atribuyen más al género femenino y se resta importancia al papel de los padres en ese tipo de labores o, en el peor de los casos, se piensa que no deben ser tareas de hombres. 

Estas ideas provienen del establecimiento de roles de género cerrados que indican que ciertas labores deben ser hechas solo por hombres o solo por mujeres. Según el INEGI el 71 % de los hogares en México están conformados como familia nuclear (madre y padre e hijos o la madre y los hijos o padre e hijos) (INEGI. Censo de Población y Vivienda 2020). En el 33% de los hogares en México las mujeres son consideradas jefas del hogar.

Esto puede estar vinculado a lo que comentamos más arriba, las funciones de cuidado y crianza se ha delegado y recargado más hacia las mujeres que a los hombres. 

Hoy en día hay un creciente cuestionamiento por estos roles fijos y es que, con la necesidad de que las mujeres se insertaran en el mundo laboral por la complejidad del mercado neoliberal tanto el cuidado como el sostén material, están divididos en las parejas de padres.

También sabemos que esa división no necesariamente implica equidad en ambas funciones.

A pesar del creciente cuestionamiento y de la existencia de un llamado a la acción por parte de colectivas feministas, respecto a buscar la equidad de género en muchos aspectos de la vida como ser los cuidados del hogar y la crianza, hoy en día, en momentos post pandémicos tenemos datos de un sondeo realizado por el SIPINNA (Sistema Federal de protección de niñas, niños y adolescentes) en 2021 en conjunto con el Instituto nacional de desarrollo social (Indesol) que “destaca que las mujeres, las niñas, las hermanas, las madres y las abuelas son las responsables casi exclusivas del cuidado y atención de las y los integrantes de las familias, hecho que refleja la enorme urgencia por democratizar los cuidados y las actividades domésticas para el fomento de la igualdad de género”(SIPINNA, 2021)

En la psicología y, recientemente, desde las neurociencias ha sido muy estudiada la importancia del cuidado cariñoso y sensible que las y los cuidadores principales deben brindar a niñas y niños para garantizar su desarrollo pleno,  sin importar el género de quien brinda cuidados.

Lo que sí es relevante para niñas, niños y adolescentes es la presencia y la conexión que tengan con dichas figuras. Cada una podrá acompañarlos en ciertas necesidades específicas de acuerdo a su nivel de desarrollo.  Esto es, mamá y papá serán cruciales para niñas y niños.

UNICEF destaca la importancia del padre en la crianza de niñas y niños, refiere “Un papá comprometido y afectuoso aporta una mejor autoestima, más habilidades sociales, apoya con un mejor desempeño escolar, y entrega bienestar psicológico para los niños y niñas (UNICEF Chile, 2021)

Mamá y papá figuras de apego con el apoyo de “toda la tribu”

Madres y padres constituimos figuras de apego para nuestros hijos e hijas. El apego es “un vínculo afectivo, de naturaleza social y biológica, que establece una persona con otra, caracterizado por conductas de búsqueda de proximidad, interacción íntima, base de referencia y apoyo en las relaciones con el mundo físico y social” (Molero Mañes, Rosa J.; Sospedra Aguado, Rocio; Sabater Barrocal, Yolanda; Plá Molero, Luna R., 2011)

El vínculo de apego es necesario para la supervivencia del bebé humano. Apegarse a sus cuidadores le procurará el alimento y el contexto afectivo que le permitirá crecer y alcanzar la autonomía e independencia graduales. 

Pueden existir estrategias de apego seguras o no seguras que niñas y niños desarrollarán desde su nacimiento en el contacto con sus madres y padres.

Que la estrategias de apego sean seguras dependerán de la consistencia y predictibilidad de las respuestas de los cuidadores ante las señales de niñas y niños para ser calmados, confortados por sus madres y padres.  Niñas y niños aprenden de sus cuidadores si serán escuchados atendidos cuando lo necesitan. Cuando los comportamientos de niñas y niños son rechazados por los padres, éstos aprenden a inhibirlos (Crittenden, 1995).

Es crucial para el desarrollo infantil adecuado, que madres y padres seamos consistentes en nuestras respuestas y podamos atender las peticiones de apoyo de niñas y niños.

Muchas veces es difícil seguir todas las iniciativas y peticiones de niñas y niños, tal vez no lo podamos hacer en el 100% de las veces, lo importante será la congruencia y consistencia: hacer lo que decimos, ser modelos de lo que esperamos de ellas y ellos. Es importante dimensionar que las relaciones tempranas con mamá y papá constituirán la base de las relaciones futuras de niñas y niños. 

Para criar a niñas y niños de manera adecuada  y constituirnos en figuras de apego seguro es necesario contar con redes de apoyo, como dice el famoso proverbio africano “Para educar a un niño se necesita a la tribu entera”.

“La tribu” de madres y padres serán todas aquellas personas e instituciones que podamos constituirnos como un apoyo para esas niñas y niños y sus familias. El sentido de este proverbio es muy profundo, porque implica que cada persona de “la tribu”, la sociedad donde nos desarrollamos, entendamos que, aunque las niñas y niños no hayan nacido de nosotras, somos relevantes en su desarrollo y podemos aportar para su aprendizaje.

Siempre recuerdo que cuando era niña y salíamos a la banqueta a jugar siempre había un adulto o adulta que cuando se daban discusiones o peleas intervenían suavemente dando consejos o indicando la mejor manera de interactuar para evitar violencia.

Nadie cuestionaba eso. Y tampoco implicaba que madres y padres perdían su importancia por el involucramiento de otros en la disciplina de las niñas y niños de la colonia. Al contrario, niñas y niños aprendíamos que los valores de paz, justicia, respeto, amistad, eran compartidos no solo por mamá y papá sino por toda la “tribu”. 

En el día internacional de madres y padres es importante, al comprender su importancia en equidad de género, entender que ellas y ellos requieren de toda la tribu para realizar sus funciones adecuadamente y garantizar el mejor desarrollo para niñas, niños y adolescentes. 

Fotografía: A familia (La familia)Tarsila do Amaral Capivari, Brasil, 1886 – São Paulo, Brasil, 1973

Referencias bibliográficas. 

https://cuentame.inegi.org.mx/poblacion/hogares.aspx?tema=P

https://www.unicef.org/chile/comunicados-prensa/unicef-destaca-importancia-del-padre-en-la-crianza-de-ni%C3%B1os-y-ni%C3%B1as#:~:text=Un%20pap%C3%A1%20comprometido%20y%20afectuoso,para%20los%20ni%C3%B1os%20y%20ni%C3%B1as.

https://www.gob.mx/sipinna/articulos/consejos-para-educar-a-la-ninez-y-adolescencia-desde-la-igualdad-de-genero?idiom=es

Molero Mañes, Rosa J.; Sospedra Aguado, Rocio; Sabater Barrocal, Yolanda; Plá Molero, Luna R.

LA IMPORTANCIA DE LAS EXPERIENCIAS TEMPRANAS DE CUIDADO AFECTIVO Y RESPONSABLE EN LOS MENORES International Journal of Developmental and Educational Psychology, vol. 1, núm. 1, 2011, pp. 511-519 Asociación Nacional de Psicología Evolutiva y Educativa de la Infancia, Adolescencia y Mayores Badajoz, España disponible en https://www.redalyc.org/pdf/3498/349832328052.pdf

Resumen  (traducción)  de  Crittenden,  P.  (1995)  Attachment  and  Psychopathology. En  Goldberg,  S.,  Muir,  R.  &  Kerr,  J.  (Eds.) Attachment theory: Social, developmental, and clinical perspectives (pp. 367-406) Hillsdale, NJ: Analytic Press disponible en https://docplayer.es/52267382-Apego-y-psicopatologia-patricia-m-crittenden.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *